Canadá y Chile con la menor tasa de homicidios

Informe indica que Canadá y Chile son los países en América con la menor tasa de homicidios. Canadá tiene una tasa de 1,6 y Chile de 3,1. Honduras es el más violento del mundo, con una tasa de 90,4.

 

1926650Así lo reveló un estudio realizado por la Oficina de Naciones Unidas para la Droga y el Delito (UNODC), que indicó que Chile nunca ha registrado una tasa de homicidios sobre cinco por 100 mil habitantes desde 1955, pese a experimentar un alza en este delito a fines de los 60 y comienzos de los 70. Sin embargo, nunca -advierte el organismo- ha llegado a los niveles del resto de la región.

En la misma línea, Santiago es la ciudad con la menor tasa de homicidios dentro de las principales ciudades de cada país sudamericano, con 3,9. Por el contrario, Caracas es la más violenta, con 122 homicidios por 100 mil habitantes (ver infografía).

El reporte, Estudio global sobre el homicidio 2013, fue realizado sobre 219 países y territorios e indica que un 80% de las 437.000 personas que perdieron la vida en 2012 fueron hombres, al igual que un 95 % de los autores de los crímenes. Además, señala que el homicidio es el indicador más preciso para medir la violencia en un país.

El informe reveló, además, que América Latina es la región con mayor cantidad de asesinatos del mundo, especialmente por la violencia fuera de control en países como Honduras, Venezuela o El Salvador. Un 36% del total de asesinatos perpetrados en el mundo en 2012 ocurrieron en América, principalmente en Centro y Sudamérica. De ellos, un 66% fue cometido con armas de fuego. Africa fue la segunda región con mayor número de homicidios intencionales, con un 31% del total. Asia tuvo un 28%, Europa un 5% y Oceanía un 0,3%.

1926649Honduras es el más violento del mundo, con una tasa de 90,4 homicidios intencionales por cada 100.000 habitantes sobre la base de datos de 2012. Le siguen Venezuela, con 53,7; Belice, con 44,7, y El Salvador, con 41,2. El informe advierte que tasas por encima de 20 son consideradas graves.

Fuente: La Tercera

 

 

Anuncios

La envidia

envidia_La envidia es un sentimiento de inferioridad, el cual opera en forma de culpabilidad que el acosador siente por no poseer atributos que él estima ideales. Es un sentimiento enojoso contra otra persona que posee o goza de algo deseado por el individuo envidioso, quien tiene el impulso de dañarlo. Cuando surge en su entorno una persona (la víctima) que sí posee en verdad tales características, ello supone para el envidioso un verdadero choque con la realidad. Por ello, cuando una persona se obsesiona y está pendiente de lo que dices y haces y de su entorno… aparte de mostrar signos graves de inferioridad, te muestra que estas tratando con una persona enferma.

De esas personas, si es posible, hay que alejarse.

Sólo el 17,76% funcionarios prefiere la sanidad pública

“LOS DEFENSORES DE LO PÚBLICO PREFIEREN LO PRIVADO”

por Mónica Mullor

“A 31 de diciembre de 2011, del total de empleados civiles -a nivel nacional- un 82,23% estaba adscrito a alguna de las cuatro entidades privadas de seguro libre. El 17,76% optó por el sistema sanitario público. Esta proporción sigue una tendencia bastante estable en los últimos años” Ver Memoria MUFACE 2011. “1.266.693 beneficiarios atendidos por entidades privadas, 273.534 beneficiarios atendidos por la sanidad pública”

¿Por qué hay tanta gente manifestándose contra la gestión privada?
Porque todos los que están en esos hospitales empleados, con plaza, interinos o laborales, ven un ataque directo a su situación. Comprensible desde el punto de vista humano. Pero los funcionarios tienen el derecho a quedarse con la empresa adjudicataria o irse si quieren. Es decir, el fin de la burbuja sanitaria.Centros médicos gestionados por “médicos emprendedores”. Que bien le haría a España, gestión público-privada.

1354102903_501510_1354103552_album_normal

muface

“MUFACE, un modelo consolidado de colaboración público–privada es una muestra evidente del compromiso de una asistencia de calidad compatible con una eficiente administración de los recursos públicos, que posibilita además a sus mutualistas la opción anual de elegir la entidad médica público o privada a través de las cuales quieren recibir la asistencia sanitaria”.

Fuente: Memoria MUFACE 2011

01--644x362 Empleados públicos que utilizan sábanas que se financian con cargo a fondos públicos, cuyo coste unitario es de 4,62 euros y que no deben ser utilizadas con fines particulares, pudiendo incurrir en responsabilidad administrativa. 

Finalmente cuando oigan a alguien decir que el sistema sanitario español es el mejor del mundo no le crean. España puesto 24 de 34 países. El sistema sanitario español conduce a un mal uso de los recursos. Necesita reformas para que siga siendo de calidad y sostenible. Países como Suecia, Dinamarca, Alemania, Noruega etc., han reformado sus sistemas sanitarios, pasando del monopolio estatal a la gestión de colaboración pública-privada. La experiencia muestra que este camino es posible y que a los que lo han seguido les ha ido muy bien.

Diapositiva1
Otras fuentes de interés
Otras artículos publicados de la autora:

Madrid busca un sistema sanitario eficiente y sostenible

Sanidad 2012-11-22 LIBERTAD DIGITAL

Por Mónica Mullor
No parece responsable que los profesionales sanitarios utilicen a los pacientes como medida de presión para defender sus propios intereses.

 El Gobierno de Madrid proyecta una reforma del sistema sanitario con el fin de asegurar su sostenibilidad manteniendo su carácter universal, gratuito para el usuario y de calidad. Para ello se requieren cambios profundos en las formas de gestión, introducir elementos dinámicos de colaboración publico-privada, competencia y libertad de elección.

Esto es lo que hace ya un tiempo hizo Suecia, país de Estado de Bienestar modélico, amplias aspiraciones solidarias y resultados médicos que de lejos superan a los españoles. Los objetivos de la reforma sanitaria sueca eran hacer sostenible y más eficiente la función pública sanitaria y dar libertad de elección de los pacientes entre una amplia diversidad de proveedores. Al haber mucha oferta, el consumidor selecciona al gestor sanitario que ofrece los mejores servicios y la mayor calidad. Esto implica una gran tarea pública de total transparencia informativa y libertad de empresa. El resultado es que se crea un incentivo para que el gestor sanitario otorgue el mejor servicio posible para atraerse y conservar pacientes. Para seguir leyendo el artículo pinche aquí

Resumen reforma sanitaria de Suecia:

Otrás publicaciones de la autora:

¿Qué aporta la iniciativa privada, y que gana, en la gestión sanitaria?

Sobre la colaboración publico-privada, en la gestión de los servicios sanitarios. ¿Qué aporta la iniciativa privada, y qué gana, en la gestión público-privada de los hospitales?

por Mónica Mullor

Primero hay que señalar que existen distintos tipos de colaboración público-privada y sobretodo objetivos muy distintos ya que esto determinará el tipo de gestión.

En la colaboración de gestión público-privada existen  dos clases de objetivos:

1. Hacer más eficiente la función pública

2. Empoderar a  los ciudadanos.

El uno no tiene nada que ver con el otro, si bien se pueden combinar

¿Qué aporta la iniciativa privada? Puede aportar productos buenos y malos, por eso todo depende de cómo se haga y para qué.

1. Hacer más eficiente la función pública:

Lo más común es que en tiempos de crisis se haga como una forma de ahorrar dinero .Es decir la búsqueda de un gestionador más eficiente. Pero también a veces se deteriora la calidad misma. Por eso hay que ser critico respecto de este mecanismo porque puede ser usado para rebajar la calidad del servicio, buscando que se abarate. Por ésto las exigencias de calidad y rendimiento por parte del financiador (Estado) han de ser altas y estrictas, ya que el paciente sigue siendo cautivo de un monopolio. En otras palabras, con el sistema de licitación el Estado delega su monopolio.

2. Cuando a través de la colaboración público-privada el objetivo es empoderar a los pacientes:

Para ello hay que convertir al paciente en la instancia que decide quien va a recibir el dinero, como en todo producto que está en un mercado, si bien sin competencia de precios y con demanda subsidiada. Al haber mucha oferta, el consumirdor ira seleccionando el gestionador que ofrece los mejores servicios. Esto supone una gran tarea pública de total tranparencia de información. Además de libertad de empresa.

¿Que gana?  La empresa siempre buscará maximizar sus ganancias, la pregunta es como?

En el caso objetivo 1: Maximizar la ganancia con un monopolio conduce a que la oferta pueda ser muy mala, lo que requiere de una relación de control y exigencias muy estrictas departe del financiador.

En el caso objetivo 2: Habiendo una amplia oferta y libertad de elección, será finalmente el paciente el que descarte al mal gestionador de esos servicios. Por ello se crea un incentivo para que el gestionador sanitario otorgue el mejor servicio posible para mantener y ojalá aumentar sus pacientes. Lo que no existe en el caso objetivo 1.

Ahora bien, el caso objetivo 2  es el ideal ya que ambos (gestionador y consumidor) buscan maximizar su beneficio, lo que implica un acuerdo de máximos y no de mínimos como puede ocurrir cuando el Estado y todos quieren abaratar y terminan haciendo del servicio sanitario, cualquier cosa.

La importancia de una correcta comprensión de los términos:

El término privatización significa 100% en manos de capital privado. La colaboración de gestión público-privada significa que el Estado (contribuyentes) financia, mantiene la capacidad de control e inspección, así como la facultad normativa y sancionadora pero el gestionador es una empresa especializada en gestión sanitaria.

Son muchos los países europeos (Alemania, Holanda, Suecia, Dinamarca, Finlandia, Noruega, Reino Unido) que han reformado sus sistemas sanitarios, pasando del monopolio estatal de los servicios sanitarios a la gestión de colaboración público-privada. Especialmente en países como Holanda y Suecia, que en resultados médicos son los más exitosos. Por ello, desde una perspectiva europea, la rebelión madrileña de los profesionales sanitarios es incomprensible, al menos si uno se toma en serio los argumentos usados para justificarla.

Diapositiva1Suecia y la sanidad

Otros artículos publicados por la autora relacionados con el tema sanitario:

Otros: http://www.libertaddigital.com/opinion/monica-mullor/

Campaña del terror sanitario…

Carteles “anónimos” en los Centros de atención sanitaria de la Comunidad de Madrid.

Los encargados  de los Centros de Atención Pública Sanitaria de la C. de Madrid permiten pegar “carteles ANÓNIMOS” en las paredes de sus centros. La fotografía fue captada en el Centro Sanitario de Calle Montesa 38, el día 3 de agosto de 2012, en la sala de espera de la planta baja.

¡No hay almuerzo gratis!

Sanidad 2012-07-13
¡No hay almuerzo gratis!
Libertad Digital: Noticias y opinión en la Red

Opinión

“Obstinadamente ignoramos este tipo de indicadores, que no dejan nada bien parado a nuestro sistema sanitario ni a sus ciegos defensores”

Ya sabemos que el almuerzo gratis no existe, siempre paga alguien. Lo del almuerzo gratis es un embuste que encierra un engaño aún mayor.

En un mundo de recursos limitados, el mal uso de los mismos se paga caro. Muchos españoles parecen felices de poder ir al médico cuantas veces quieran sin pagar coste directo alguno (los españoles son los ciudadanos de la UE que más van al médico: 8,1 veces al año, frente a las 5,8 veces de media). Pero lo que no imagina el pícaro consumidor español es que, al final, el pagano es él.

El ir muchas veces al médico no nos hace estar más sanos, ¡todo lo contrario! Los alegres consumidores de visitas médicas, muchas veces intrascendentes, las pagan caras cuando realmente necesitan atención especializada. Aún parecen creer que es posible tener un sistema sanitario con recursos inagotables, y no se enteran de que, justamente por ello, viven en un país donde el acceso a la atención especializada es de los peores de Europa. España ocupa el puesto 33 –de 35 países evaluados– en accesibilidad, según el informe Euro Health Consumer Index 2012.

Para seguir leyendo el articulo pinche aquí

El sistema sanitario español no es el mejor del mundo…

Resultados médicos (2009) España obtiene 214 puntos, de un máximo de 300 conseguido por Suecia. En el ranking general España obtiene el puesto número 22 de 32 países europeos. 

detalledetalle en la

Revista IDEAS: Suplementos Libertad digital

¡El sistema sanitario español no es el mejor del mundo! No obtiene buenos resultados médicos justamente porque conduce a un mal uso de unos recursos cada vez más escasos.

SANIDAD

“Con un sistema que se percibe como gratuito casi en su totalidad, siempre habrá una cadera que reparar, un juanete que eliminar, una prueba diagnóstica que repetir. Todo se trata, incluso las patologías más leves; y por lo tanto los pacientes lo exigen todo, incluso lo menos necesario”

por Mónica Mullor

El sistema sanitario español es financieramente insostenible. Se nos hace creer que aquí no pasa nada, a pesar de la crisis, y que podemos ir al médico las veces que queramos y por lo que sea sin que nos suponga el menor coste directo. 

Los partidos mayoritarios y los sindicatos combaten al unísono el copago, como si fuera una perfidia atroz, pero se cuidan de decir a la gente que nuestro sistema no tiene buenos resultados médicos justamente porque conduce a un mal uso de unos recursos cada vez más escasos.

Según la OCDE, los españoles son los ciudadanos europeos que más van al médico (8,1 veces frente a las 5,8 veces de media en la UE). Y según el informe del Euro-Canada Health Consumer para 2010, no es España sino Suecia el país que obtiene la más alta puntuación (300) en resultados médicos (outcomes); le siguen Holanda, Dinamarca, Noruega, Finlandia, Alemania, Italia, Francia… Al final de la tabla se encuentran el Reino Unido y España (214 puntos), los dos países que no tienen copago alguno, y Portugal. Para seguir leyendo el artículo pinche aquí

En el siguiente gráfico (2009) vemos que España obtiene el puesto número 22 de 32 países europeos.
sanidad clasificacion general de resultadossanidad los que mas gastan
Relación del gasto sanitario con el ranking de resultados médicos
Diapositiva1

Kant se preguntaba: ¿Cuál es la diferencia entre una actitud moral y una inmoral?

“Lo que consideres bueno para ti que sea para todos”

¿Por qué algunos como LLamazares y otros representantes de partidos políticos, consideran que la sanidad privada es mejor para los empleados públicos y no para el resto de los ciudadanos?

por Mónica Mullor

“Obra sólo de forma que puedas desear que la máxima de tu acción se convierta en una ley universal”. Immanuel Kant

LLamazares: “Los recortes no son inocentes, quieren convertir derechos en negocio”.  El Negocio ya existe LLamazares pero solo para funcionarios y empleados públicos. El gestionador privado se llama MUFACE 

Muface, la mutualidad que presta asistencia sanitaria privada a más de 2 millones de funcionarios civiles del Estado, es el modelo asistencial privado (o negocio como dice Llamazares) que el Estado ha considerado mejor para sus trabajadores. El Modelo Muface es un sistema de prestación pública ejecutado por proveedores privados, con la libertad de elección de entidad y facultativo por parte de los beneficiarios. Cada año los mutualistas pueden cambiar de compañía, entre las que suscriben el concierto, que se renueva cada tres años, o bien decidir su cobertura a través del proveedor del sistema público. Así, alrededor de 2 millones de funcionarios civiles del Estado y sus familiares pueden elegir entre la red sanitaria pública y la privada.

El 85% de ellos eligen Muface de cabeza, dado que además de estar asistidos por la red privada, tienen otros beneficios como la cobertura en endodoncia y óptica o audífonos, que no cubre la Seguridad Social, además de prestaciones de pensiones en los supuestos de jubilación, viudedad, orfandad, invalidez, enfermedad o pérdida temporal de trabajo, entre otros. Muface no sólo presta atención sanitaria y farmacéutica, ya que 207 millones de euros se dedican a prestaciones no sanitarias como la cobertura de la incapacidad temporal y atención a personas mayores, por lo que es fácil imaginar la imparable carga para el Estado dado el progresivo envejecimiento de la población, y especialmente, del funcionariado.

No hay país ni sistema sanitario que resista a tanto privilegio…

Para ir a la Memoria Anual de MUFASE (2010) pinche aquí