Un Estado-niñera, controlador, interventor y protector

LIBERTAD DIGITAL- MADRID 15 de abril de 2013 .Veáse también en @ElIndepdent

por Mónica Mullor

Es lo que desean los españoles. Y sí, lo digo yo pero con los resultados del estudio Values and Worldviews, que la Fundación BBVA ha realizado en diez países europeos. Dichos resultados muestran que la población española es imagesla más estatista, aspira a que el Estado se encargue de proporcionarle no sólo todo tipo de seguridades y servicios esenciales, sino amplios derechos… y ojalá mucho más.

Este es el legado de los años de populismo del socialista José Luis Rodríguez Zapatero, quien hizo que los españoles olvidasen la relación existente entre deberes y derechos, entre esfuerzo y resultado, y quien, con su política de prometer derechos a destajo, hizo que los españoles olvidaran la fuente del desarrollo y la prosperidad: el trabajo y el esfuerzo.

Escribe Pablo Molina: “La encuesta coloca a los españoles en la cima de los aprovechados vocacionales, firmemente dispuestos a vivir mejor incluso en tiempos de crisis pero siempre que sea a costa de los demás”. Y así ha sido como España ha llegado a la situación en que está: endeudada y desacreditada.

A continuación doy cuenta de alguno de los resultados del referido estudio:

La población española, la más intervencionista

Frente a un promedio europeo que va del 55 al 65%, entre el 77 y 86% de los españoles creen que el Estado debe desempeñar un gran papel en los ámbitos normalmente relacionados con el bienestar (sanidad, educación o pensiones). También lo quieren muy presente en otras áreas, por ejemplo en el control de beneficios, precios y salarios. Los españoles partidarios de este Estado tan ubicuo son porcentualmente el doble que la media europea. images2En otras palabras, los españoles aspiran a tener un gran Estado-niñera, controlador, interventor y protector.

Los españoles quieren más Estado del Bienestar

Una gran mayoría de la población española quiere que se mantenga el actual modelo de Estado del Bienestar, a pesar de que está en quiebra. Defienden un aumento del gasto público para salir de la crisis, y predomina la preferencia por un amplio sistema estatal de seguridad social (81%, frente al 66% del promedio europeo). Quieren que se incremente el gasto público en sanidad (78%), en atención a discapacitados (75%), mayores (73%) y desempleados (69%); en educación (65%) y en investigación científica (62%), con mayorías muy por encima de la media europea. Mientras el 39% de los europeos está de acuerdo en hacer ajustes para cuadrar las cuentas públicas, en España sólo el 2,1% defiende los recortes de gasto público (políticas de austeridad) para reducir el déficit y la deuda, frente a un 59% que está por mantener o aumentar el gasto público. Así, la población española es la que menos se inclina por hacer ajustes para combatir la crisis. A los españoles no les gusta que se recompense el esfuerzo

images4En general, los europeos aprueban que haya diferenciación en los ingresos a partir del esfuerzo individual, percepción que se acentúa en países como Dinamarca y Holanda. Sin embargo, los españoles se alejan del promedio europeo: un 55% aboga por unos ingresos más equilibrados, con independencia del esfuerzo personal, frente al 42% que cree que los ingresos deberían diferenciarse en función del esfuerzo. Finalmente, los españoles son los más dispuestos a organizar algaradas callejeras en defensa del denominado Estado del Bienestar y a culpar de todo lo que les pasa al capitalismo.

Por eso están los españoles como están…

La crisis de los países del sur de Europa, en especial la española, es una advertencia para Chile y los chilenos, un llamado a que no se dejen embaucar, especialmente en este año de elecciones, por caudillos o caudillas populistas que ofrecen gratuidad universal y derechos adquiridos como supuestas maravillas del Estado de Bienestar.

Vease también en @ElIndepdent

Otros artículos de la autora

Madrid busca un sistema sanitario eficiente y sostenible

Sanidad 2012-11-22 LIBERTAD DIGITAL

Por Mónica Mullor
No parece responsable que los profesionales sanitarios utilicen a los pacientes como medida de presión para defender sus propios intereses.

 El Gobierno de Madrid proyecta una reforma del sistema sanitario con el fin de asegurar su sostenibilidad manteniendo su carácter universal, gratuito para el usuario y de calidad. Para ello se requieren cambios profundos en las formas de gestión, introducir elementos dinámicos de colaboración publico-privada, competencia y libertad de elección.

Esto es lo que hace ya un tiempo hizo Suecia, país de Estado de Bienestar modélico, amplias aspiraciones solidarias y resultados médicos que de lejos superan a los españoles. Los objetivos de la reforma sanitaria sueca eran hacer sostenible y más eficiente la función pública sanitaria y dar libertad de elección de los pacientes entre una amplia diversidad de proveedores. Al haber mucha oferta, el consumidor selecciona al gestor sanitario que ofrece los mejores servicios y la mayor calidad. Esto implica una gran tarea pública de total transparencia informativa y libertad de empresa. El resultado es que se crea un incentivo para que el gestor sanitario otorgue el mejor servicio posible para atraerse y conservar pacientes. Para seguir leyendo el artículo pinche aquí

Resumen reforma sanitaria de Suecia:

Otrás publicaciones de la autora:

El fraude del Estado del bienestar

 “El Estado de Bienestar nació para darles una sólida protección social a los ciudadanos y asegurarles una serie de servicios básicos. Fue por ello que logró un gran respaldo en las sociedades europeas, sedientas de seguridad y prosperidad después de guerras devastadoras. Y fue para ello que el Estado se expandió enormemente, recaudó altísimos impuestos y reguló la vida social como nunca se había hecho en democracia. Y los europeos confiaron en su Estado: le cedieron gran parte de sus ingresos y le entregaron la educación de sus hijos, el cuidado de sus mayores, la administración de sus jubilaciones y su atención sanitaria.

Por todo ello es que hoy se sienten tan estafados. Cuando llegó la crisis y fueron a pedir sus “derechos” descubrieron que el cheque girado por el Estado no tenía fondos. Y no sólo eso: con sus enormes déficits y endeudamiento, el Estado benefactor pasó de ser una promesa de seguridad a ser la causa de la inseguridad. ¿Qué pasó?…” Para seguir leyendo el artículo pinche aquí

Fuente: Primera parte de un artículo publicado en el Periódico El Mercurio de Chile, el día 9 de octubre de 2012, cuyo autor es el profesor y escritor de origen sueco-chileno, @MauricioRojasmr 

http://bibliotecademauriciorojas.wordpress.com/

España, país europeo con más jóvenes que ni estudian ni trabajan.

En 2010 el 23,7% de los españoles de entre 15 y 29 años ni estudiaban ni trabajaban, según recoge el informe Panorama de la Educación 2012 de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) publicado hoy.

YA ES HORA DE DESPERTAR DEL SUEÑO ASISTENCIALISTA

El populismo y la crisis

…”Los hijos del engaño populista del Estado de Bienestar están hoy indignados. Y se sientan en nuestras plazas a exigir sus derechos, supuestamente incautados por los malignos mercados o por esa bruja moderna llamada Angela Merkel”

Da pena ver el cacao mental que tienen estos jóvenes, en cuyas escuelas se juega más que se estudia, en las que brillan por su ausencia.

…”La inflación de los derechos… Prometieron ilusiones, como los caudillos del otro lado del Atlántico. El cheque de bienestar girado por el Estado Benefactor y que supuestamente nos iba a proteger contra la adversidad no tenía fondos…No estaba hecho para presentarlo en momentos de verdadera necesidad, cuando muchos caen en el paro y la indefensión. Por eso se han disparado el déficit y la deuda. Y los todopoderosos Estados han tenido que salir a mendigar a los mercados, para que les financien su irresponsabilidad… Y así estamos”.

…”Esta crisis moral es la rémora más importante y dañina de la ilusión populista de los Estados “del Bienestar”, la que más nos costará superar. Hemos de esforzarnos más, estudiar más, innovar más, responsabilizarnos más…”

Para leer el artículo completo pinche aquí

(Extracto del artículo publicado en Libertad Digital, de Mauricio Rojas. 10.04.2012. En el blog del autor: El populismo y la crisis  )