Las siete claves del éxito finlandés en educación

Chile, 10 de mayo de 2013 por Mónica Mullor

Resumen del artículo original: El éxito finlandés: eficacia y cultura del deber “ publicado en Libertad Digital- España (2011-10-04)

su-mapa-finlandiaLa escuela finlandesa es la estrella indiscutida del firmamento educacional europeo. Con un gasto por alumno significativamente inferior al español, obtiene resultados muy superiores a los de España. Ello prueba un hecho fundamental: que las deficiencias educacionales españolas no dependen de un problema de recursos, sino del uso de los mismos. Gastamos mucho, pero lo hacemos mal, mientras que los finlandeses gastan menos pero bien.”

…Y en las  calles de Chile resuenan consignas como “no al lucro” y se proclama a los cuatro vientos la lucha por una educación “estatizada, universal y gratuita”… y así seguimos mientras los alumnos españoles y chilenos continúan obteniendo resultados francamente mediocres a nivel internacional.

 “Las siete claves del éxito finlandés en educación”

  1. Altísima calidad y excelencia del personal que forma a los maestros, los que en su mayoría son doctores. De aquí se deduce la exigente formación que reciben los futuros maestros finlandeses. Además, los finlandeses cuentan, según el QS World University Rankings 2011, con una universidad entre las 75 mejores del mundo, mientras que… ¡España no cuenta con ninguna entre las 150 mejores!
  2. Proceso de selección de los aspirantes a la propia carrera de profesor, solo uno de cada diez aspirantes entra a la carrera de pedagogía en Finlandia. Es decir, solo los estudiantes mejor dotados y motivados logran convertirse en profesores.
  3. La profesión de maestro otorga un alto estatus en Finlandia, y para nadie es fácil impugnar la autoridad de los profesores.Los maestros gozan de una libertad que se han ganado de sobremanera: ahí está el respeto generalizado por lo que hacen.
  4. Los políticos se cuidan de meterse en el campo educacional y convertirlo en arena de sus disputas, antojos y proyectos ideológicos.
  5. La gran autonomía de los centros educativos y de los maestros a la hora de articular su labor. Los centros saben lo que pueden exigir de un profesor, y si este no gestiona su trabajo de forma satisfactoria, lo cambian por otro. Se trata de premiar la excelencia y la eficacia, para lo cual, evidentemente, todos han de competir con todos en igualdad de condiciones. Este sistema implica que los profesores no tienen el privilegio de poseer contratos vitalicios, es decir, no son funcionarios de carrera, como sí son los españoles.
  6. No se aceptan el fracaso ni la mediocridad en el ejercicio de la función docente. Lógico cuando se cuenta con un cuerpo docente tan seleccionado, prestigiado y respetado, que lógicamente cuida su buen nombre como el mayor de sus capitales.
  7. Disciplina, controles de calidad, compromiso, No solo se controlan sistemáticamente los rendimientos, sino que los atrasos, la inasistencia y el incumplimiento en la entrega de deberes son considerados graves faltas al sentido del deber y tienen consecuencias. Se trata de un compromiso asumido por los profesionales, los padres y los educandos.

diapositiva19

Diapositiva1PISA2009MADRID

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s