El cuchillo de la corrupción tiene dos filos…

…El filo del corrupto y el filo del que cierra los ojos. El silencio es cómplice.

Por ello:
Si la corrupción está en los partidos, deberíamos elevar las exigencias de quienes nos representan: fuertes sanciones y fuertes consecuencias.

images

Anuncios