“Lo que tus hijos no aprenderán en el colegio”

por 

En Europa Occidental, desde ya hace unas décadas se ha venido desarrollando la idea de un gran Estado, llamado “del Bienestar”, que promete a la gente bienestar y seguridad por medio de derechos y más derechos, que permitirían trabajar menos, jubilarse antes, vivir eternamente de los subsidios, ir al médico las veces que se quiera…, sin gastos extras de ningún tipo. Como si el bienestar cayera del cielo.

Ahora sabemos que todo eso es un cuento de los políticos de turno, con su varita mágica, y que los ciudadanos se han dejado embaucar, creyendo que el Estado sería capaz de convertir en realidad su derecho a vivir mejor con menos esfuerzo.

“Así se formaron al menos dos generaciones de europeos. En escuelas que en vez de formarlos para el esfuerzo y la responsabilidad los han formado para reclamar derechos e inculcado la fatal creencia de que el Estado benefactor se haría cargo de todo”, ha escrito Mauricio Rojas.

Por todo ello, hoy se hace más que necesario que nunca recordar las “Once reglas que tus hijos no aprenderán en el cole”, escritas por Charles Sykes en “50 rules kids won´t learn in school” que muchos atribuyen erróneamente a Bill Gates:

índice

Big_bill-gates-cl

Las 11 reglas de vida que los alumnos de colegio deberían tener en cuenta:

  • Regla Uno- La vida no es justa, acostúmbrate a ello.
  • Regla Dos- Al mundo no le importará tu autoestima. El mundo esperará que logres algo, independientemente de que te sientas bien o no contigo mismo.
  • Regla Tres- No ganarás US$5.000 mensuales justo después de haber salido del instituto y no serás un vicepresidente de una empresa con coche de empresa hasta que hayas terminado el instituto, estudiado y trabajado mucho.
  • Regla Cuatro- Si piensas que tu profesor es duro, espera a que tengas un jefe. Ese sí que no tendrá vocación de enseñanza ni la paciencia requerida.
  • Regla Cinco- Dedicarse a voltear hamburguesas no te quita dignidad. Tus abuelos tenían una palabra diferente para describirlo: le llamaban oportunidad.
  • Regla Seis– Si metes la pata, no es culpa de tus padres, así que no lloriquees por tus errores; aprende de ellos.
  • Regla Siete- Antes de que nacieras, tus padres no eran tan aburridos como son ahora. Ellos empezaron a serlo por pagar tus cuentas, limpiar tu ropa sucia y escucharte hablar acerca de lo super guay que eres y lo carca que son ellos. Así que antes de emprender tu lucha por las selvas vírgenes contaminadas por la generación de tus padres, inicia el camino limpiando las cosas de tu propia vida, empezando por tu habitación, escritorio, armario y estuche.
  • Regla Ocho- En la escuela puede haberse eliminado la diferencia entre ganadores y perdedores, pero en la vida real no. En algunas escuelas ya no se pierden años lectivos y te dan las oportunidades que necesites para encontrar la respuesta correcta en tus exámenes y para que tus tareas sean cada vez más fáciles. Eso no tiene ninguna semejanza con la vida real.
  • Regla Nueve- La vida no se divide en semestres. No tendrás vacaciones de verano largas en lugares lejanos y muy pocos jefes se interesarán en ayudarte a que te encuentres a ti mismo. Todo esto tendrás que hacerlo en tu tiempo libre.
  • Regla Diez- La televisión no es la vida real. En la vida cotidiana, la gente de verdad tiene que salir del café de la película para irse a trabajar.
  • Regla Once- Sé amable con los “NERDS” (los más aplicados de tu clase). Existen muchas probabilidades de que termines trabajando para uno de ellos.

Más sobre Charles Skyes aquí

Otros artículos de la autora
Anuncios

9 pensamientos en ““Lo que tus hijos no aprenderán en el colegio”

  1. Hola Mónica. Estoy plenamente de acuerdo con lo que expones. No quitaría ni una coma y añadiría un corolario: 12.- En definitiva todo depende de ti, en tu mano está conseguir tu felicidad y la de los que están a tu alrededor… o no. Nadie lo hará por ti.

  2. Gracias Monica por compartir esto con nosotros.

    Lo que no me agrada es que suena a “11 reglas para mis empleados” u “11 reglas para mis gobernados/votantes”
    (como está escrita la regla 1 y el hecho de que sea la “regla nº 1” me da la pauta de ello)

    Reformularía las siguientes:

    La Regla Uno: La vida ES justa. Todo depende de tu propia percepción. Es decir
    si eres agradecido por lo que tienes obtendrás más. Si crees que hay un complot del mundo contra tí, no.

    La Regla dos: ¿Que importa lo que opine “el mundo” de ti? Importa lo opines tú mismo de tí. Importa tu relación con los demás y contigo mismo. Importa que cumplas tus propias expectativas y no las que “el mundo” quiera

    La regla tres: No necesariamente el éxito viene por el trabajo duro. Importa, desde luego, pero las llaves del éxito son la confianza (creer en la ayuda desde arriba) y la actitud (sentir que lo que haces dará resultado)

    A la regla ocho le aclararía que el concepto americano de “ganadores” y “perdedores” ha hecho que mucha gente se hunda en las drogas.

    A la regla once le cambiaría a que más que ser amable, trata de aprender de los nerds y geeks y como de todo el mundo toma lo bueno que ofrezcan y desecha lo malo.

    • Gracias por tu aporte y tiempo, David. Podemos contar con una nueva nueva interpretación de la traducción original!

      Saludos cordiales,

  3. Me ha gustado este manual del futuro buen esclavo.
    ”Pórtate bien, y vete acostumbrando a este sistema”

    La gente ya entrada en edad como la autora del blog, no deberíais de proyectar tanto vuestras frustraciones vitales

    Más reaccionario imposible.

    Salut

    • Buenos días Sergio,

      Gracias por tu correo. Más interesante sería una reflexión y crítica de las “11 reglas que tus hijos no aprenderan en el colegio. Si quieres debatir hazlo con argumentos, pero claro hay que pensar, tal vez leer, informárse y éso es difícil, verdad?

      Un cordial saludo,
      La autora del blog

      • jajaja pero cuanto odio desprende tu respuesta!! no te pongas así mujer!

        Eso es buena señal, y es que te he tocado la fibra sensible.

        Vamos a ver, ya que pides argumentos, en vez de hacer una entrada de tu blog, COPIANDO lo que otros dicen, podrías hacer una reflexión de porque estás de acuerdo en cada punto. Digo yo.

        Lo mío era una apreciación general y esencial contra el aroma anglosajón simplista al que reducís todas las cosas los liberales.
        Mandamientos para los creyentes.

        Un saludo cordial.

        Un humilde escriba.

      • Sergio: muy pobre tu critica, la verdad duele y molesta pero uno debe ser capaz de mantener cierto respeto.

  4. mientras exista el famoso código del menor con demasiado consentimiento a los nenes adolescentes, y, los padres y profesores de los colegios sean desautorizados para sancionar e imponer la disciplina seguiremos viendo y sufriendo el vandalismo de los menores de edad e inclusive de nuestros propios hijos. A los hijos hay que reprenderlos con mano fuerte SIN VIOLENCIA y sin que los jueces nos desautoricen.

  5. Pingback: “Lo que tus hijos no aprenderán en el colegio”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s