Regeneración democrática

BÁRCENAS Y LAS VENTANAS ROTAS 

Libertad Digital / Opiniónimages

Por Mónica Mullor

El título de mi anterior artículo, “España se hunde. Bárcenas somos todos”, desató, no sin razón, sentimientos muy contradictorios. “Bárcenas somos todos” dio pábulo a la defensa de valores tan preciados como la honradez y la honestidad. Y los lectores insistían en que los corruptos son otros: los empresarios, la clase política, los banqueros… Esto simplemente dice que no se entiende la conexión entre el caso Bárcenas y la pequeña picaresca, el engaño cotidiano, el absentismo o el enchufe, que tanto nos entretiene, y además, si no entras en el juego, se te critica.

Para entenderlo es conveniente hablar de las ventanas rotas.

La teoría de las ventanas rotas trata sobre el contagio de las conductas inmorales o incívicas y fue elaborada por J. Wilson y G. Kelling. Su origen es un experimento llevado a cabo por un psicólogo de la Universidad de Stanford, Philip Zimbardo, en 1969. En una calle algo descuidada del Bronx, Zimbardo abandonó un coche sin placas y con las puertas abiertas. Su objetivo era ver qué ocurría….para seguir leyendo el artículo pinche aquí

Otros artículos de la autora:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s