Los profesores y la escuela finlandesa

Revista IDEAS: Suplementos Libertad digital                                                                            EDUCACIÓN

El éxito finlandés: eficacia y cultura del deber

por Mónica Mullor

La escuela finlandesa es la estrella indiscutida del firmamento educacional europeo. Con un gasto por alumno significativamente inferior al español, obtiene resultados muy superiores a los de España.

Ello prueba un hecho fundamental:   que las deficiencias educacionales españolas no dependen de un problema de recursos, sino del uso de los mismos. “Gastamos mucho, pero lo hacemos mal, mientras que los finlandeses gastan menos pero bien”.

¿Qué factores y características explican la excelencia de la escuela finlandesa y, más en concreto, su superioridad respecto de la española?

Este es el tipo de cuestiones que deberían estar en el tapete, si es que realmente nos preocupase la educación española. Pero no, todo gira hoy en torno a los intereses de los profesores-funcionarios por mantener, a toda costa, inalterados sus privilegios.  Para seguir leyendo el artículo pinche aquí

(The 2011 version of Education at a Glance is now available, pinche aquí)

Datos comparativos salarios profesores y resultados PISA-2009
Pinche el gráfico para agrandar la figura

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Pinche el gráfico para agrandar la figura

Anuncios

26 pensamientos en “Los profesores y la escuela finlandesa

  1. Creo que el artículo es bastante tendencioso y demuestra a las claras de qué lado está en el conflicto de la enseñanza.
    Como se ha dejado en evidencia a través de los comentarios a la interesante reflexión de partida, la realidad política y social de Finlandia no es comparable a la de España.
    Es posible que los profesores puedan realizar su trabajo todavía mejor de lo que ya lo hacen, que lo hacen, por cierto, si tuvieran una formación universitaria en didáctica superior a la que tienen ahora y es posible que se pudieran mejorar los resultados de su labor docente si existieran mecanismos de corrección adecuados y alicientes. Pero el sistema educativo no lo hacemos los profesores, no participamos de él y las leyes se elaboran en despachos de pedagogos que teorizan sin conocer, según parece, la realidad de las aulas.
    No es cuestión de privilegios ni de tener una vida regalada, no es cuestión de horas de trabajo, que son más, no es cuestión de permanecer en el instituto más horas ( si hace falta se están las que hagan falta), no es cuestión de reducir gasto en un sistema público que asume lo que la privilegiada escuela concertada rechaza, no es cuestión de aplicar deducciones fiscales a los padres que llevan a sus hijos a la concertada o privada. ¿Que se puede mejorar el destino de los fondos que se dedican a la educación? Sí, claro. En Alemania el sistema educativo es casi en su totalidad público y son muchos más millones de habitantes que en España.
    Tenemos muy buenos docentes y muy buenos médicos, pero quizá no tenemos buenas condiciones de trabajo. Por otra parte, no gozamos del respeto y la consideración que los profesores de Alemania o Finlandia y, desde luego, educamos a segmentos de población para quienes la cultura no es lo primordial. Quizá hemos vivido muchos años sumergidos en la mediocridad y arrastramos ciertos modelos de conducta que no se modifican recortando recursos ni primando la excelencia.
    Hace falta, además, cambiar el sistema productivo y el sistema de acceso al trabajo. A lo mejor, entonces, logramos ser tan excelentes como en Finlandia.

  2. Hola de nuevo Monica. El problema es que pones el foco en los profesores y en cierto modo les estás degradando diciendo que “luchan por conservar sus propios privilegios”. También has comentado:
    “ciertamente pienso que una sociedad mas justa es la que promueve un mercado laboral más homogéneo. Donde todos compitan con todos y sea la excelencia la que se ponga a prueba. Si fuera así, los interinos tendrían hoy una posibilidad y no de ser los primeros en tener que irse al paro”.

    Ya tenemos un sistema en el que todos compiten con todos se llama OPOSICIONES y garantiza que los mejores preparados acceden a ser funcionarios del estado.

    Para entender el sistema finlandes hay que considerar las siguientes claves:
    1º Practicamente todos los niños hablan el idioma
    2º Tienen un sistema preescolar estupendo (proporcionado por el gobierno) Mas enfocado hacia desarrollar responsabilidad que al adquirir conocimientos
    3º En lo que en nuestro sistema viene a ser 3º de la ESO se separa a los alumnos en función de sus notas, unos hacia estudios superiores universitarios y otros hacia la formación profesional (que por otro lado está socialmente muy bien considerada)
    4º Las universidades son buenas y gratis para todos aunque seleccionan a los alumnos a través de examenes de entrada. Además están los “Politecnicos” para los que quieren continuar con niveles más avanzados su formación profesional inicial
    5º Ratios razonables, en ningún caso más de 19 alumnos por aula.
    Con los cambios que están haciendo en la comunidad de madrid despidiendo profesores lo que se hace es reducir el número de aulas y metiendo más alumnos por clase, estamos llegando en algunos casos a los 42 alumnos.

    La formación del profesorado por supuesto que influirá, pero no creo que los profesores finlandeses sean mejor que los españoles. El problema es el sistema que utilizamos en España, y el poco aprecio que tienen hacia la educación pública nuestros politicos como está pasando en la comunidad de Madrid.

    Un cordial saludo

  3. Dice en su artículo: “y los privilegios otorgados a los profesores-funcionarios, como la inmovilidad laboral”. Estaré totalmente de acuerdo -insisto: estaré totalmente de acuerdo con Vd.- si Vd. misma, su familia, sus amistades, etc. se rigieran por el mismo principio que querría imponer a los profesores de libre disponibilidad geográfica.
    Más cosas. A vuelapluma, sin profundizar:
    1.- Finlandia, creo, es un país de cinco millones de habitantes.
    2.- España, en cambio, tiene más de cuarenta millones.
    3.- Finlandia no tiene el equivalente a los emigrantes que tenemos nosotros.
    Con esos tres datos, sólo pretendo llamarle la atención que no puede ni debe trasladarse un sistema (educativo o lo que sea) que funciona en un país nórdico como es Finlandia a otro radicalmente distinto como es España. Es esa manía que tenemos todos de decir “es que en Europa hacen tal cosa y funciona”, creyendo que si funciona allá por qué no también acá ¿verdad? Lo mismo sucedió con nuestra celebrada Transición Democrática. Vinieron países de todo el mundo, décadas después, para interesarse de cómo lo habíamos hecho nosotros tras la muerte de Franco sin necesidad de matarnos otra vez en una guerra fratricida. El modelo funcionó aquí en España, pero ese mismo modelo no se puede trasladar, tal cual, a Chechenia o a Albania con la vana ilusión de que haciendo lo mismo que hicimos nosotros va también a funcionar allá. Por supuesto que hay cosas muy interesantes del sistema finlandés que podemos y debemos trasladar acá, por ejemplo la atención por la selección del profesorado, pero las medidas, estimada señora, deben ser tan cuidadosas como la receta personalizada de nuestro médico de cabecera cuando nos manda alguna medicina. Saludos.

    • Muy de acuerdo con usted. Tampoco los así llamados “modelos económicos” se pueden copiar. Pero lo que si podemos hacer y debemos, es tratar de analizar que y como otros lo han hecho para lograr el éxito.Porque no existe nada que sea gratis. Eso lo tiene muy claro la gente que habita en los países nórdicos. Por eso antes de hablar de problemas, se buscan soluciones y en eso hay un consenso general, porque si no se ponen de acuerdo son todos, el país entero
      los que pierden. Es así dada la existencia de mercados laborales más homogéneos. No como en España que va desde la total protección del funcionariado a la vulnerabilidad extrema de aquellos que trabajan sin siquiera tener un contrato de trabajo. Por eso en España, ante la crisis, cada cual lucha por conservar sus propios privilegios.
      Reciba un cordial saludo,

  4. Hagan un experimento: traigan a unos cuantos de esos profesores finlandeses tan maravillosos y tan bien preparados. Métanlos en un instituto español, en grupos en los que se encuentren con que la mitad de los alumnos han pasado de curso con 7 o más suspensas, con 4 o 5 chicos/as marroquíes que no entienden tu idioma, con uno o dos ACNEEs (“Alumnos Con Necesidades Educativas Especiales”, la mayoría de ellos, deficientes mentales, con perdón). Y, por supuesto, con la ley española. A ver si en estas condiciones son capaces de superar los resultados que conseguimos los nativos.

    La diferencia entre Finlandia y España no es que todos los docentes fineses son excelentes y todos los docentes hispanos son pésimos. La diferencia está en que allí todos aplican una ley educativa que funciona y aquí todos los docentes españoles tenemos una basura de ley educativa, la LOE.

    Hagan otro experimento. Cojan a los mil mejores cocineros de España. Vamos a comprobar si realmente son tan buenos. Vamos a ver si realmente saben hacer una paella. Oblíguenles a hacer una paella siguiendo al pie de la letra una receta que empiece así: “Ingredientes: 1 kg de espaguettis, 400 g de carne picada, tomate frito, aceite, sal y agua. Preparación: …”. Me apuesto lo que quieran a que ninguno de los mil cocineros, con esa receta, consigue hacer una buena paella. Así que la conclusión es que los cocineros españoles son muy malos, ¿no? Pues no, la conclusión correcta es que no es problema de los cocineros, sino que es la receta la que no vale. ¿Se me entiende?

    • Gracias Juan Francisco. Primero reconocer que su correo me produjo ansias de comer paella…
      Ahora a lo suyo: los profesores finlandeses o son excelentes o menos excelentes, pero en ese nivel. Se esfuerzan por ser aún mejores, porque de eso depende la continuidad de sus puestos de trabajo.
      Le encuentro mucha razón en lo que dice, respecto de que en Finlandia existe una política central de educación. Además muy clara. Pero además, dado el prestigio profesional de los profesores y a que la responsabilidad de resultados está en manos de ellos se les otorga plena y total libertad de desarrollar su propia formula para cumplir con los objetivos propuestos.
      Y sí, la educación no se confunde con recetas de cocina ni está al antojo del cocinero de turno.
      Los alumnos finlandeses obtienen los primeros lugares en las distintas mediciones de PISA de forma consecutiva. Por lo mismo y así como lo digo en mi artículo: “Las claves del éxito de la escuela finlandesa hay que buscarlas en una serie de elementos que se combinan para dar ese resultado” comenzando con las universidades…
      Reciba un cordial saludo,

  5. Que empeño en comparar lo incomparable, Finlandia dedica más PIB a educación que España en una cifra mareante, nos asombraríamos en la dotación y el espacio de de las aulas (>60 m cuadrados); a los profesores se les paga sueldos dignos de 3500 euros; las reformas no son políticas sino profesionales. ¿en cuántas de las múltiples nuevas leyes de educación españolas se le ha consultado a los docentes? Ah si, una vez, en la reforma experimental que hubo a finales de los 80, pero como si nada porque nunca se materializó ya que se implantó la LOGSE por “.ojones” y .que tenía poco que ver con dicha reforma.
    Después los resultados son malos y ¿quién tiene la culpa? los funcionarios docentes. Por cierto en Finlandia no se paga a la iniciativa privada los colegios son públicos y la educación gratuita inclusive la universitaria, los titulados superiores superan el 70% de la población, no hay inmigración y si mucha atención a la diversidad, los alumnos entran a los siete años en primaria siendo bilingües gracias a la sana costumbre de no doblar los dibujos animados y no se evalua tan a menudo como aquí sino cada dos años en los primeros cursos de primaria. No se pueden comparar ni extrapolar los datos, esto es un infierno y aquello un paraiso docente.

    • Sinceramente, creo que todos tenéis razón. Pepe ha hecho unas aportaciones muy reales de la situación española, que Mónica parece no tener en cuenta. Eso no le quita mérito a su texto, que es muy claro y se corresponde con la realidad.

      Creo que hay una confusión con el concepto de “Ley”. Mónica habla de prestigio, pero eso solo propera allí donde hay Ley, es decir, un Estado de Derecho sano. El problema de España (y que parece que Mónica no comprende del todo) es muy simple: un chico te parte la cara en clase, y lo más probable es que no le pase nada y que a ti te inviten a cambiar de centro. Mi pregunta es muy clara: Mónica, ¿qué pasaría en Finlandia si un chico le falta al respeto, insulta o agrede a su profesor? Creo que por ahí tendríamos un punto de entendimiento.

      • Gracias Emilio por su aportación. En la cultura del deber, la disciplina y el respeto es fundamental. La escuela finlandesa en bastante conservadora y me atrevería a decir jerárquica en la relación maestro-alumno.
        En Finlandia se es maestro dentro del aula y fuera. A la escuela se va en busca de conocimientos no a jugar. Las lecciones son cortas pero efectivas. Los alumnos están atentos y participan con atención.
        El trato de alumno al maestro es de: magister….la lista es larga, podría seguir. pero a su pregunta ¿Qué pasaría en Finlandia si un chico le falta al respeto, insulta o agrede a su profesor? En mi artículo hablo de los informes de disciplina…
        Punto posible de entendimiento: Por qué en España un alumno se atreve a agredir a un profesor? Me atrevería a decir que se relaciona con la cultura del poco esfuerzo que se ha ido desarrollando y fomentando en los últimos tiempos en España. Se ha confundido ser democrático con no exigir. A dar una nueva oportunidad, a los que no cumplen, debilitando así el esfuerzo de los que cumplen a reloj con sus deberes. A convertir 15 minutos de atraso en “cortesía”…las reglas no están claras. Esa mentalidad de que las normas están…para no cumplirlas etc etc. Cada vez que decimos “no pasa nada” le estamos haciendo un flaco favor a los educandos. El respeto se lo han ganado los propios maestros en Finlandia.
        Por eso son respetados.

        Un cordial saludo,

    • Gracias por su comentario.
      ¿Como empeñarse en comparar lo incomparable?. Le encuentro toda la razón. Imposible. No ha sido el objetivo del artículo
      Como bien se sabe, la forma correcta de medir la inversión en educación es la inversión por alumno y ésta la facilita la OCDE.(Ver enlace Education at a Glans, bajo el título) En 2010 se muestra que en España el gasto real anual por alumno en primaria es de 6.082 dólares (PPA), mientras que, por ejemplo, en Finlandia es de 5.397; en Alemania, de 5.382; en Francia, de 5.127 y en Corea, de 4.812. El gasto promedio en los países de la OCDE (5.643 dólares) es inferior en un 7,2 % al español. La diferencia es aún mayor en la secundaria: España gasta 8.483 dólares por alumno, por encima de lo que gasta Francia (8.323) y muy por encima de lo que gastan países como Finlandia (7.074), Alemania (7.671) y Corea (7.048). El gasto promedio de la OCDE es un 19,8% inferior al español. Si además está interesado en saber cuantas horas lectivas anuales dan los profesores de la escuela pública española, comparativamente con sus homólogos europeos, le aseguro se llevaría una sorpresa. Entonces cual es la conclusión? España cosecha frutos muy inferiores a lo que cabría esperar de la inversión que se hace en la educación pública española. Le adelanto, que los profesores españoles trabajan casi 350 horas lectivas anuales menos que los profesores alemanes y suecos, y estos al igual que los profesores finlandeses no son funcionarios de carrera. Para comparar el promedio de alumnos por aula, también encuentra la respuesta en el informe. La idea no es convertir este blog en un espacio más de tertulia. Tertulianos tenemos muchos…le propongo mencionar las fuentes que utiliza.
      Gracias, reciba un cordial saludo

  6. Me temo que hay algunas verdades y muchas mentiras.

    “Los profesores de las facultades de Pedagogía son en su gran mayoría doctores.”

    En España para ser profesor de universidad hay que ser doctorado, si estás haciendo el doctorado solo puedes dar clase el segundo año de doctorado. No entro a discutir la “pedagogía” oficial sin pies ni cabeza impuesta por los políticos

    “sino en el proceso de selección de los aspirantes a la propia carrera de profesor. Solo uno de cada diez solicitantes logra acceder a ella,”

    Si, pero porque hay muy pocas plazas universitarias, el sistema de selección es alto para educación y para cualquier otra carrera. En España como somos muy pogres hemos abierto montones de universidades sobrando plazas. Es más en España los mejores expedientes universitarios se dedican a la docencia… donde más pagan, en la misma universidad. Porque para aguantar nenes malcriados sin ganas de trabajar con padres que los consienten, la verdad sea dicha, no se trata de vocación.

    “la profesión de maestro otorga un alto estatus en Finlandia, y para nadie es fácil impugnar la autoridad de los profesores.”

    Al margen de que la expresión “es fácil” no pega, en España golpear a un profesor sale prácticamente gratis, no digo si la cosa queda en insultos. Gánate la autoridad con esas tablas.

    “os políticos se cuidan de meterse en el campo educacional y convertirlo en arena de sus disputas, antojos y proyectos ideológicos. Nada parecido a la Logse se ha visto en Finlandia, sino todo lo contrario”

    Una de las pocas cosas sensatas del artículo.

    “Los maestros gozan de una libertad que se han ganado sobremanera:”

    ¿Se la han ganado o las leyes los protegen en el ejercicio de sus funciones?

    “no se aceptan el fracaso ni la mediocridad en el ejercicio de la función docente.”
    Pero esa queja trasládela al cuerpo de inspectores. Si hay profesores mediocres busque al inspector que no lo remueve de su plaza. Si, un funcionario puede perder plaza. Aunque claro, ser mediocre con alumnos que van a pasar de curso aunque suspendan todo es relativamente fácil. ¿En Finlandia hay comisarios políticos, perdón, inspectores?

    “En séptimo lugar tenemos la disciplina y los controles de calidad. Se trata de un compromiso asumido por los profesionales, los padres y los educandos. ”

    No se como serán los padres finlandeses, le puedo hablar de los españoles. Padres que no cogen el teléfono, que tienen las llamadas entrantes restringidas. Alumnos que se niegan a traer el material de trabajo y evidentemente no trabaja en el aula, padres que se van al ayuntamiento a protestar porque se expulsa al nene (entre otras cosas porque pasaba droga). ¿Eso existe en Finlandia?

    “Una de esas tareas, quizá la más difícil, consistirá en abolir el monopolio del uso de los recursos públicos en educación”

    En España hay mucho dinero gastado en educación, pero no gastado en las aulas. Me explico, en Andalucía dentro de la partida destinada a educación te encuentras cosas como, y ojo que son partidas millonarias:

    Subvenciones a sindicatos. En vista de que su trabajo es infructuoso, se trata de una partida innecesaria que puede suponer un ahorro de 30 millones de euros al año.

    – Plan de Igualdad en Educación.

    – Programa de Calidad y Mejora de los Rendimientos Escolares, vulgo Plan del Soborno.

    – Ecoescuelas.

    – Programa de Gratuidad de Libros de Texto.

    – Programa de Gratuidad de Ordenadores.

    – Becas antiabandono.

    – Pruebas de Diagnóstico.

    – AGAEVE (Agencia Andaluza para la Evaluación Educativa).

    – Plan PROA.

    – Plan ESFUERZA.

    – CEPS de formación del profesorado.

    Nada de eso repercute en beneficio del aula.

    “y los privilegios otorgados a los profesores-funcionarios, como la inmovilidad laboral.”

    A ti y a una inmensa mayoría de ciudadanos os jode que exista gente que optara por prepararse una oposición para tener un trabajo donde no te puedan explotar. Es cierto que tenemos la culpa de algunas cosas, para empezar no nos plantamos y paramos la LOGSE/LOE y demás desvarios. Pero del resto poca culpa tenemos. Y ponte a pensar que joder a otro trabajador no significa que tu situación mejore. Yo hice el bachillerato en los noventa, en esa época hubo compañeros que se salieron del privado para cursar bachillerato/COU en el público y si también eran funcionarios los profesores.

    Por lo pronto hay especialidades donde escasean los titulados con la carrera más adecuada.

    • Gracias por su extensa respuesta. Estudios sobre la escuela finlandesa hay suficientes para aquellos que deseen aprender acerca de los éxitos de otros, con el fin de hacer un aporte a lo nuestro. ( Le anticipo que los mejores estudios están en inglés, sueco y finlandés) Busque, léalos y reflexione…
      Solo agregar que aún no conozco país alguno, donde el “prestigio” este dictado por Ley. Esta cualidad se nutre de un mérito personal, lo que asociado a la cultura del deber se transforma en un profundo respeto tanto del alumnado como de los padres por el trabajo que hace el maestro finlandés. En relación a su último párrafo…ciertamente pienso que una sociedad mas justa es la que promueve un mercado laboral más homogéneo. Donde todos compitan con todos y sea la excelencia la que se ponga a prueba. Si fuera así, los interinos tendrían hoy una posibilidad y no de ser los primeros en tener que irse al paro.

      Reciba un cordial saludo,

      • “donde el “prestigio” este dictado por Ley. ”

        Sigues malinterpretando a posta como en el caso de los doctorados, no se trata de prestigio. Se trata de poder hacer tu trabajo sin miedo represalias por parte de los nenes y su bendita ley del menor, de los padres y la sumisión de las directivas al que dirán y de los inspectores a los jerifaltes políticos y eso si es la ley. Sin ir más lejos, la Linea de la Concepción, centro en un barrio marginal, son los ochenta y una madre entra pegando voces. Se denuncia, al mes tiene una multa equivalente a un mes de sueldo de la época. Resultado, no hay madres que peguen voces.

        Año dos mil diez, mismo centro, un machote de catorce años agrede a un profesor, por el bien del profesor se le propone cambio de centro AL PROFESOR. Al nene se le expulsa durante un mes por su sacrosanto derecho a la educación, que no ha ejercido en toda su corta vida, y vuelve exactamente en el mismo plan. Resultado, prestigio a alguien al que puedes insultar/pegar sin consecuencias prácticas por mis cojones.

        Si ahí el prestigio no es problema de la ley …

        “Si fuera así, los interinos tendrían hoy una posibilidad…”

        Por interino han pasado casi todos los que son funcionarios,y como todo el mundo han tenido y tenemos nuestra oportunidad cada dos años. Incluso no hace falta ser interino. Basta con prepararse y presentarse, hay un porcentaje, cierto que no muy alto, de gente que la saca a la primera sin haber trabajado antes ( conozco el caso de uno que renunció a la semana de dar clases porque no aguantaba). Simplemente con cien plazas en el momento que se presentan ciento uno, uno se queda fuera. Cosa distinta es recortar en cosas necesarias y mantener los superfluo.

        En mi centro tenemos claro que no van a cubrir bajas ni siquiera las maternales, las ratios superan los veintiocho y mientras venga agaeves, subvenciones y becas para renegados del pupitre. Así cualquiera da calidad.

  7. Articulo tendencioso y con muy mala baba. Aunque dices algunas verdades se te ve el plumero cuando dices:
    “Pero no, todo gira hoy en torno a los intereses de los profesores-funcionarios por mantener, a toda costa, inalterados sus privilegios.”
    Te recuerdo que los profesores/Funcionarios no se han movilizado cuando les han bajado el sueldo. Solo cuando se han reducido las plantillas de una manera radical. (En cada instituto de Madrid de media unos 7 despedidos el año pasado y unos 8 este)
    Seguro que las aulas en Finlandia no tienen 40 alumnos de los cuales un porcentaje son “de integración” con dificultades de aprendizaje y otro porcentaje son inmigrantes que no tienen ni un conocimiento básico del idioma ni sus padres dinero para comprar material…

    • “Pero no, todo gira hoy en torno a los intereses de los profesores-funcionarios por mantener, a toda costa, inalterados sus privilegios.”
      Me refiero al privilegio que tienen los profesores-funcionarios de tener contratos vitalicios, perjudicando así a los interinos que obligadamente son los que
      salen. En Finlandia los profesores NO son funcionarios todos compiten con todos, el profesor que no presenta resultados satisfactorios, lo despiden y ponen otro.
      Se premia la excelencia y no la mediocridad. Se han ganado el respeto de todos cumpliendo con su deber, que es estar en las aulas y dar clases.

      Para una mayor información estadística sobre: el número de alumnos promedio por aulas, ingresos de los profesores, horas que trabajan etc., ver el enlace de subtítulo.
      Education at a Glance 2011: OECD Indicators
      Gracias por su aporte, reciba un cordial saludo,

      • Muchas gracias por responder y aclarar lo de los privilegios de los profesores. Sin embargo sigo sin estar de acuerdo con la expresión que has utilizado:
        “Pero no, todo gira hoy en torno a los intereses de los profesores-funcionarios por mantener, a toda costa, inalterados sus privilegios.”
        Pues desde la comunidad de Madrid se sigue insistinedo en “solo les pedimos dos horas mas” desviando la atención de la gente del problema real y por el que están peleando los profesores y es la continua reducción en el número de profesores por centro.
        El debate de si deberian ser o no funcionarios… de momento no se ha abierto claramente. Sin embargo si que Esperanza Aguirre ha comentado que quizas “no toda la enseñanza debiera ser gratuita”…
        En la calle la gente lo tiene claro, la comunidad de Madrid está devaluando la enseñanza pública y “el que quiera algo de calidad que lo pague”.
        Reciba un cordial saludo.

      • Gracias nuevamente por su comentario. Solo una reflexión: Los profesores-funcionarios trabajan 37.5 horas a la semana, de las cuales 25 horas se les pedía estar en la escuela. De éstos sólo 18 horas eran clases lectivas. Las 12,5 horas a la semana son de libre disposición, sin la obligación de permanecer en la escuela. Si cada profesor hace dos horas más, está claro que habrán menos profesores. Entonces lo que tendrán que poner a prueba es su calidad y excelencia como profesor. Eso hacen los maestros finlandeses, en vez de manifestaciones callejeras y encierros. Porque el éxito internacional de la escuela finlandesa se basa, dentro de otros, en el prestigio que se han ganado los propios maestros.
        Un cordial saludo,

    • ¿Qué se puede esperar de alguien que desconoce que el profesorado universitario tiene un doctorado? En el mejor de los caso más desconocimiento, en el peor mentiras y censura en los comentarios como esta señora viene demostrando. El profesor de secundaria está obligado a permanecer 30 horas como se puede comprobar en la legislación vigente. Infórmate primero antes de desprestigiar una profesión a la que se nota que le tienes envidia.

      • “El profesor de secundaria está obligado a permanecer 30 horas …”.
        Como maestro de escuela pública y con tres hijos en institutos públicos puedo afirmar que ningún profesor de secundaria que yo haya conocido permanece 30 horas en el centro. Muy al contrario, las horas de docencia directa y poco más. Si vive en localidad distinta al centro ni hablamos.
        Entiendo que algunas afirmaciones del artículo nos puedan molestar, a mi también. Pero creo que el artículo en general hace un buen análisis de dos situaciones que, si no son comparables, al menos nos deben servir para entrar a analizar y buscar soluciones al caos educativo en que vivimos. Sí, caos.
        Al final, damos la sensación que nuestras respuestas al artículo buscan excusar la situación o “matar al mensajero”.
        Tengo veinticinco alumnos en el aula, dos serían catalogados como deficientes mentales en otras circunstancias, ahora son Acnees. La ayuda que recibo para atenderles es mínima. Los criterios educativos que puedan dar uniformidad al sistema brillan por su ausencia. El bilingüismo en nuestras escuelas es un espejismo. La impuntualidad campa a sus anchas. La falta de esfuerzo es atroz. El gusto por lo bien hecho brilla por su ausencia. Etc, etc.
        Cierto es que nuestro sistema educativo mientras esté en manos de políticos es un fracaso. Dicho esto, o nos ponemos las pilas y el mono de trabajo o el panorama desolador que tenemos ante nosotros se convertirá en un futuro incierto para todos.
        Saludos.

  8. Me ha encantado el articulo, no quiero ser negativo, pero en Finlandia hay buenos profesores porque les reseñan los valores de la la docencia desde pequeños. Como se sale del espiral negativo?

  9. Olvidas mencionar qué porcentaje de educación pública y privada hay en Finlandia (claro, eso te estropearía la conclusión forzada a la que llegas). Madrid es un ejemplo de todo lo contrario a Finlandia: apoyo pleno y favorecimiento de privada y concertada; tasa de escuela pública muy inferior a la media europea; utilización política (por todos los bandos) de la educación; desprecio y desprotección de los docentes (muy evidentes ahora con Aguirre, que habiendo sido ministra de Educación lanzó la calumnia de que los profesores trabajan un total de 20 horas, “menos que la mayoría de los madrileños”; muy evidentes con Figar, que desconoce profundamente la profesión y da palos de ciego insultando al colectivo como si no quisiera hacer un “esfuerzo”, una “reorganización”… que ocultan su proyecto declarado en Rímini). Figar dice que le profesor de Lengua puede dar Literatura (desde hace años, es una sola asignatura) y desconoce que su tijera ha favorecido que muchos docentes se vean obligados a asignaturas no de su especialidad.

    Pero desprotección de los gobiernos anteriores (socialistas y populares) que han hecho posible que una parte del alumnado y algunas familias se vean legitimados para faltar el respeto a los docentes. Ante eso, Aguirre hace una ley de autoridad cuyo artículo 4. f lleva saltándoselo todos los días desde septiembre. Gasta casi 2 millones de euros en una campaña de supuesto apoyo y respeto al profesorado que ella ha destruido con su continuo desprecio explícito al colectivo.

    Por cierto, por las fuentes que yo he manejado en inglés, no parece que esa obsesión por medir y competir esté en el sistema educativo finlandés. Además, reconozcamos que la ética del deber está en el tejido social de ciertos países. Y en el nuestro, por desgracia, en el tejido social (de la enorme mayoría de la sociedad, voten a quien voten) está la cultura de la picaresca, la apariencia, el dinero y el placer inmediato. Futbolerismo máximo (que da copas), cotilleo basura (que adormece), vagos (de todas las profesiones) que se escaquean y directivos de banca que se lucran inmoralmente (pero intocables para los políticos) mientras sus bancos se hunden. Este es el contexto en el que trabaja un docente en España. Con políticos que nos han cambiado las leyes cuarenta veces y que solo piensan (unos y otros) en manejar la educación para esclavizar votos. Por favor, respeten a sus maestros, son base de una sociedad verdaderamente libre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s